Control de una aeronave sin timón


Antes de comenzar cada vuelo el piloto ofrece a sus pasajeros unas palabras explicándoles algunas características de los globos e instrucciones para el vuelo y el aterrizaje. Durante ese briefing una de las cosas que más sorprende a la mayoria de los aventureros es descubrir que los globos no se pueden dirigir, ya que los globos no disponen de timón ni de ningún propulsor para avanzar en una dirección diferente a la del viento. Los globos son el único vehículo del siglo XXI que no se pueden dirigir. No obstante que no se pueda dirigir no quiere decir que no se pueda controlar. El piloto se servirá del viento y de su experiencia para llevar el globo por el mejor camino, disfrutar del vuelo y llegado el momento elegir el mejor campo de aterrizaje. En este vídeo podemos ver como durante un momento del vuelo el piloto desciende con el globo hasta rozar con la barquilla un campo de cereal para, después de esta bonita y divertida maniobra, elevarse nuevamente sin haber ocasionado el más mínimo daño al cultivo. La dirección del vuelo dependerá del viento, esa es la parte de aventura de volar en globo, pero el control del globo está en manos del piloto y por lo tanto la seguridad es máxima.
Reserva una plaza en un balcón en las nubes y ¡vuela tu aventura!

¿Listo para volar?

¡Reserva Ahora!

Mostrando 1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *