Mindful Flying

Estrenamos el Mindful Flying un nuevo concepto en el Mindful Travel, la filosofía “Carpe Diem” de los viajes.

¿Qué es el Mindful Flying en qué consiste? Los viajeros cambian y evolucionan con cada viaje. Lo hacen como individuos y como grupo social. Se desarrollan así nuevas formas de viajar y se crean también nuevas necesidades. El viajero Mindful Travel es aquel  que además de un viaje físico a un destino determinado, también realiza un viaje interior, donde gracias a las experiencias vividas obtiene una transformación positiva y un crecimiento personal.

Este nuevo viajero es consciente de lo que le rodea y experimenta cada destino de forma que dicha experiencia contribuye a su equilibrio físico, emocional y espiritual.

Surge así una nueva necesidad que va más allá del turismo responsable y sostenible, que precisa de experiencias auténticas, innovadoras y exclusivas, sin olvidar la esencia del propio viaje y del propio destino.

Mindful travel, mindful flying

Mindful Flying el vuelo consciente
Mindful Flying el vuelo consciente

Volar en globo representa a la perfección los valores de esta nueva filosofía para viajar. La experiencia de volar, y de estar al aire libre, permite un distanciamiento tanto metafórico como real del modo de vida rápido e inconsciente en el que vivimos. El estrés y los problemas del día a día quedan en tierra, mientras nos elevamos sobre el suelo a merced del viento. Desde las nubes, todos los problemas se ven pequeños…

El Mindful Flying o vuelo consciente se produce de forma casi natural a los pocos segundos del despegue. Los sentidos se llenan de nuevas sensaciones. Éstas nos conectan de alguna forma con la visión que teníamos de niños en la que todo era nuevo y nos llenaba de asombro. Al experimentar todo de esa forma estamos abiertos al cambio, a la evolución.

Pronto nos adaptamos a esa nueva situación y comenzamos a disfrutar de verdad. Es fácil, casi natural, compartir con los compañeros de vuelo esas nuevas emociones, recién estrenadas. Incluso las personas que sufren de vértigo, de repente, comprenden que todo aquello que vuela es ajeno al vértigo y experimentan ese subidón de energía al superar sus propios límites.

Exprime cada segundo para que sea… primero

En nuestro particular balcón en las nubes el aire nos lleva, el sol nos baña y los sonidos llegan hasta la barquilla del globo nítidos, sin interferencias ni obstáculos. Se puede oler el pan recién hecho si cruzamos sobre el lugar adecuado, la hierba fresca, los árboles… Además se pueden observar animales sorprendidos, desde las alturas, en sus quehaceres diarios. El paisaje, natural o urbano, cobra nuevas dimensiones y puede observarse en conjunto con todo lo que le rodea o en detalle con solo prestar atención a cada rincón.

Las emociones a flor de piel facilitan el contacto humano con todos los que forman parte de la experiencia. Por un lado los compañeros de vuelo que están experimentando lo mismo; por otro los integrantes de Siempre en las nubes, apasionados por su trabajo que disfrutan compartiendo esa pasión; y también los habitantes del lugar de vuelo que comparten con nosotros parte de la jornada.

Los viajes en globo de Siempre en las nubes llevan a miles de viajeros, cada año, a disfrutar de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad, y su entorno, desde una perspectiva única. El crecimiento del sector permite un apoyo al desarrollo del turismo local desde una actividad al aire libre íntimamente relacionada con la comunidad y la sostenibilidad. Por sus especiales características las empresas de paseos en globo favorecen una economía circular donde el destino y sus gentes son parte de la experiencia.

Experiencia de vuelo mindful travel

Una experiencia Mindful Travel es como un doble viaje. El primero consciente al destino elegido. El segundo un viaje interior que nos transforma. Así es el vuelo en globo, el Mindful Flying, que nos lleva a descubrir los secretos de un lugar desde el cielo. Y también a descubrirnos a nosotros mismos por la intensa y relajada experiencia de volar a merced del viento.

Dicen que los viajes se disfrutan tres veces: cuando los planeas, cuando los vives y cuando los recuerdas. Los nervios antes del vuelo mientras se planea el viaje en globo, las emociones durante el mismo y la paz de las alturas, y por último la sonrisa que asomará a nuestra cara cuando recordemos la vivencia. Cuando el viajero baja del globo es una persona diferente.

Reserva tu experiencia Mindful Flying con Siempre en las nubes.

¿Listo para volar?

¡Reserva Ahora!