Vuelo en globo de los 4 elementos

Vuelo en globo de los 4 elementos. Un paseo en globo parece solo cosa de un elemento, el aire. ¿De qué forma pueden estar presentes también el fuego, el agua y la tierra? Pues de forma muy natural, como podremos ver en este vídeo. No todos los vuelos pueden contener los cuatro elementos aunque todos ellos, como veremos a continuación recorren siempre al menos tres de ellos

Vuelo en globo de los 4 elementos

Fuego

El fuego forma parte inseparable de los vuelos en globo. Los globos aerostáticos que se emplean en los vuelos de pasajeros son globos de aire caliente. Dicho de otro modo los globos se elevan gracias al aire caliente que contienen. ¿Cómo se calienta ese aire? Teniendo en cuenta el gran volumen de aire que contienen los globos necesitamos un sistema muy efectivo para poder calentarlo de forma rápida. Esto se consigue con los quemadores de propano, de 1 a 4 dependiendo del tamaño del aerostato, que forman parte de su equipo. Estos quemadores son capaces de generar 3 millones de kilocalorías con llamas de más de 4 metros. ¿Quieres saber más sobre cómo volar con fuego?

Aire

Lo del aire parece obvio, ¿no? Los globos no tienen una altura preestablecida para el vuelo, aunque el piloto ya tienen planeado más o menos lo que hará cada día en función de las previsiones meteorológicas. En algunas zonas existen limitaciones de altura por lo que tampoco sobrepasará ese límite, cuando existe. La travesía aérea discurrirá en todo momento en la misma dirección y velocidad que el viento. El vuelo es tranquilo, relajado. La barquilla es muy estable y los pasajeros pueden ir disfrutando del paisaje sin notar en ningún momento ninguna sensación brusca o desagradable. Incluso el vértigo desaparece mientras el mundo parece ir moviéndose bajo nosotros, lentamente, mostrándonos todos sus secretos. Lee más sobre porqué no da vértigo volar en globo y otras curiosidades.

Tierra

La tierra está presente durante todo el vuelo. Despegamos desde ella, suavemente, de forma casi mágica. Esta maniobra suele ser  tan suave que muchos pasajeros no se dan cuenta hasta que ya estamos a varios metros de altura. Durante todo el vuelo la tierra es nuestro punto de referencia. En ella buscamos los monumentos o los animales que a veces se pueden ver desde la barquilla. El paisaje nos sorprende pues desde nuestro balcón en las nubes veremos el mundo con ojos nuevos. Y luego llega el momento del aterrizaje. Tomar tierra con un globo es emocionante y divertido.

Agua

Las anteriores parecían fáciles ¿pero y el agua? En circunstancias excepcionales el gua también entra en juego haciendo aún más inolvidable el viaje en globo. Para poder sumar este cuarto elemento a los tres anteriores necesitamos que todo se conjugue y nos permita hacer una maniobra llena de magia. En algunos de nuestros destinos de vuelo en globo, como Aranjuez, Toledo, Salamanca ó Mérida, por ejemplo, existen ríos o embalses en las cercanías. Si el viento tienen buena dirección y la velocidad adecuada, el piloto puede acercarse a la superficie del agua. En ocasiones incluso tocarla con la parte inferior dela barquilla. Y así, el agua completa este vuelo en globo de los 4 elementos.

Tres o cuatro elementos te esperan en tu próximo viaje en globo… ¡reserva tu aventura de vuelo!

¿Listo para volar?

¡Reserva Ahora!

Mostrando 1 Comentario

Los comentarios están cerrados.